10 cosas que aprendí de trabajar en Redes Sociales

 

Mientras escribo esto, tengo abierta una ventana de Pinterest y otra de Facebook, alguien me está enviando mensajes por Whatsapp y en mi celular tengo una notificación de Twitter. Y sin planear este ambiente para el post, fue con una simple observación que me doy cuenta que cada vez estamos más conectados a internet y por más que le demos vueltas al asunto parece ser que llegó para quedarse por un buen tiempo.

Es por eso, que decidí contarles sobre una experiencia profesional que me ayudó a ser un poco más consciente de la era digital en la que estamos sumergidos.

Hace un par de años, me dieron la oportunidad de trabajar en Social Media, durante ese tiempo estuve en dos empresas de este giro, y sí, me pagaban por estar en redes sociales. Algo de lo que me costó mucho trabajo explicar fue el “qué era realmente lo que hacía” y al parecer, por más que lo intenté, personas muy cercanas a mi jamás lo entendieron muy bien del todo. 

Básicamente, primero fui Copy/Community manager y después líder de proyectos. Como Copy/Community manager me encargaba de crear contenido para diferentes marcaS en redes sociales y todo lo relacionado a cuidar de su imagen. Como Líder de proyectos, mi función era administrar los proyectos de las agencias, crear estrategias, campañas, medir su impacto, presentar reportes a los clientes y lo más difícil: convencerlos del porqué su marca debería estar en internet.

 

 

Les parecerá curioso, pero en ese tiempo fue cuando menos publiqué contenido en mis perfiles, de hecho había ocasiones en que nos llamaban la atención por no publicar nada, y en cierto modo tiene sentido,  ya que nosotros (el equipo), éramos como la carta de presentación de la empresa. Pero esa es otra historia, en esto quiero enfocarme en compartir lo que aprendí y darles algunos consejos que se pueden aplicar en su vida diaria o en sus proyectos personales. 

Sé que piensan que ha de ser el trabajo más sencillo del mundo, pero imagínense gestionar toda la información que que se genera en las redes, interpretarla y después generarles contenido que sean de su agrado, créanme que no es tarea fácil, además, añadirle horas de reuniones para crear el contenido visual y tomar en cuenta que a estas alturas, las preferencias de la gente cambian a cada segundo.

Simplemente observen por un momento lo que está en el feed de cualquiera de sus perfiles, vean la reacción de la gente a lo que se publica. A veces con un solo comentario puedes analizar su forma de pensar, te das una idea de su calidad de vida, lo que quieren, lo que les molesta o lo que les apasiona. Puedes saberlo todo. Tanta información, pero cada vez más, parecemos no estar conscientes al 100% de lo que publicamos. 

Y ese es el motivo principal por el cual les quiero compartir 10 cosas que aprendí y que me ayudaron a tener una relación más sana con las redes sociales.

 

1. PIENSA DOS Y HASTA TRES VECES ANTES DE PUBLICAR

A todo contenido que piensen publicar aplíquenle estas preguntas: ¿es útil? ¿es relevante? ¿tiene algo que ver contigo o con tu marca? ¿es contenido positivo o negativo? ¿afecta a alguien?  En este caso también se puede aplicar para nuestros perfiles personales ¿es algo que a ti te gustaría ver, leer o escuchar? A veces solo compartimos contenido que a la larga se hace viral pero sin tener ninguna relevancia.

2. LAS REDES SOCIALES TAMBIÉN SON TU CARTA DE PRESENTACIÓN

Al estar detrás de una pantalla, se nos hace fácil publicar cualquier cosa, que muchas veces se puede tornar en  contenido ofensivo o demasiado privado como para que todos lo vean. Y sé que probablemente dirán que somos libres de publicar lo que queramos, pero imagina que vas a una entrevista a la empresa que siempre has querido trabajar o estás en una reunión con esa persona con las que buscas una buena relación; ¿te sientes con la total confianza de que esas personas te googleen y que no encuentren nada que comprometa esos planes que tanto deseas? Así como todos cuidamos nuestra integridad como personas, también es importante cuidarla en redes sociales, porque una vez que está arriba ya es propiedad de todo el mundo, (lo digo en serio). Piensa en el punto número 1 y pon en la mesa todos los escenarios posibles.

3. CUIDA TU PRIVACIDAD

Probablemente esto sea lo que más escuchan y ya está de más que diga que no es apropiado compartir tu número de teléfono, dirección, información bancaria, etc. pero veo a pocos hablando de las situación de las personas que publican su ubicación y además etiquetan a quienes están con ellos, suben una selfie y hasta hacen un par de snaps del lugar exacto dónde están. Y aunque crean que esta regla de prevención aplica sólo para celebridades, no está de más que lo tomen en cuenta, porque nunca sabes quién está siguiendo tus publicaciones (o tus pasos) y con qué fines lo hacen.

4. LA PRIVACIDAD NO ES REAL

Otra cosa que aprendí sobre la privacidad, es que aunque existan opciones de “cuenta privada” o “publicación sólo para amigos” la verdad es que cualquiera que tenga acceso a tu perfil, llámese a esto: amigo que sí aceptaste, este le puede mostrar tu contenido a otra persona simplemente con un screenshot y en ese momento tu “privacidad” ya quedó por los suelos. Así que no se confíen del todo con eso de las cuentas o publicaciones privadas.

5. SÉ PROFESIONAL

Este punto se parece al número dos, pero va más enfocado a nuestro trabajo como profesionistas. Y es que uno nunca sabe quien te stalkea y ese podría ser el mismísimo de recursos humanos, tu propio jefe o aquel que quiere quitarte el puesto. No esta mal publicar que ya quieres salir, que ha sido un día muy cansado o alguna broma de godinez, pero publicar que odias tu trabajo, a tu jefe, a tus clientes, a tus compañeros, podría costarte realmente eso, cuando  en el fondo sabes que en verdad lo necesitas. La lección, es que todos tenemos nuestros momentos y somos impulsivos, pero piensa una, dos y hasta tres veces antes de publicar.

 

6. NO COMPARTAS CONTENIDO NEGATIVO, NO TIENE CASO

Así como puedes encontrarte a mucha gente compartiéndote su buena vibra, también en las redes hay bastante amarillismo y negatividad como para añadirle más a la mezcla. Así de sencillo ¿para qué compartirlo? A menos que sea por una buena causa, tienen mi total apoyo ;)

7. DA CRÉDITOS

Hay muchas personas que dedican todo su tiempo a generar contenido digital, sí a ti te gusta alguna foto que te encontraste por ahí, alguna frase o artículo, da créditos a esa persona, etiquetarla no te tomará más de 3 segundos.

 

8. SI TIENES UN PROYECTO, ALINEA TODOS TUS PERFILES

Ya sea si tienes un negocio o tú mismo te quieres dar a conocer, procura que el nombre que utilices para tus cuentas sea fácil para encontrarte. Si te buscan en Facebook como “tal”, cuida que también estés como “tal” en Twitter o Instagram.

9. DALE A TU CONTENIDO SU TIEMPO DE DESPEGAR

Si quieren publicar 10 cosas a la vez, es mejor dividirlo en tiempos para que llegue a esas personas que desean. Por ejemplo: una a las 10:00 am, otra a las 12:00 pm (TIP: la hora de la comida funciona muy bien, porque todos sacan sus smartphones) y tal vez algo por la noche. O si quieren publicar información importante o alguna petición en Facebook, déjenlo reposar al menos 1 hora, así capitalizarán más su información y no saturarán de contenido a sus seguidores o amigos. Con capitalizar, me refiero que será más probable que sus amigos lo vean y que tengan tiempo de reaccionar, comentar y compartir.

Por otro lado, en Twitter e Instagram, si lanzan una publicación, también esperen cierto tiempo para lanzar otra. He observado que hay personas que tienen información y fotos muy interesantes, pero que no llega a todas las personas que debería porque publican a cada segundo. En mi paso por Social Media, aprendí que las plataformas se manejan por ciertos algoritmos, que en ocasiones, si publicas algo y al momento publicas otra cosa, instantáneamente ya mataste tu publicación anterior. Personalmente, creo que es mejor tener una sola publicación o foto relevante al día y que en ese día siempre estará en el top de tu perfil, que 10 al mismo tiempo y que nadie logre verlas.

10. NO ES NECESARIO ESTAR EN TODO.

¿Notan que casi sólo he mencionado a Facebook, Instagram y Twitter? Este me costó mucho entenderlo, pero al fin me quedé sólo con las redes que en las que puedo aportar algo y me interesa más su contenido. Si nos ponemos a hacer una lista, hoy en día existen muchas plataformas a parte de ellas, como Snapchat, Tumblr, Pinterest, etc. pero no por eso es obligación que estés en todos lados, si quieres hacer algún proyecto en redes, analiza dónde crees que estará tu audiencia y ahí enfoca todos tus esfuerzos.

 

 

Y aunque ya no trabajo en este giro, hay muchas cosas que contar sobre mi paso por esa experiencia, pero lo más importante que aprendí fue a separar lo virtual de lo real, aprender a ser más consciente del uso de internet y a entender que toda publicación puede esperar cuando tienes algo importante que vivir y personas con las cuáles platicar fuera de ello. A jalarme las orejas por dentro cuando estoy usando demasiado el celular y a salir a respirar aire fresco cuando llevo demasiadas horas en la computadora.

Recuerden que lo que les compartí no son reglas de oro, yo misma he pecado mucho de ello y sigo aprendiendo, pero ustedes pueden usar lo que les funcione y sobre todo diviértanse experimentando. Si quieren añadir algo al tema, esperaré atenta a sus comentarios.

PD: Gracias si lo leyeron todo.

 


Xaydy

*Fotos por: Xaydy Gambino
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s